Vida por Vidas

Sala de Prensa

Proyecto que incentiva la donación de sangre amplia la acción en el 2011

Después de cinco años de acción de estimulo a los jóvenes y adultos a que sean donantes sistemáticos de sangre, el proyecto Vida por Vidas amplia su actuación. En el 2011, también se hará énfasis en la donación de médula ósea, acto que puede garantizar la vida a pacientes con leucemia, anemia falciforme, entre otras enfermedades. Más allá de tener un sitio (www.vidaporvidas.com.br), el proyecto, dirigido por los jóvenes adventistas del séptimo día, se divulga en emisoras de radio y TV, en la WEB, mantiene contacto permanente con los donantes y también cuenta con el apoyo de la Coordinación de Sangre y Hemoderivados del Ministerio de Salud como uno de los patrocinadores oficiales.

Los números muestran que la promoción de las donaciones ha surtido efecto. En el 2010, por influencia del proyecto Vida por Vidas, 56.170 personas donaron sangre en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. En estos países, el número de donantes influenciados por la acción fue de 22.420. El proyecto se realiza desde el 2006. El desafío, mientras tanto, es claro si se analizan los datos generales de donación.

El coordinador sudamericano del proyecto, Areli Barbosa, explicó que Vida por Vidas tiene objetivos bien claros. Uno de ellos es crear conciencia de la necesidad de donar sangre, médula ósea y plaquetas, y el otro es mantener una red de donantes en todo el país que pueda movilizarse rápidamente en caso de que los hemocentros e instituciones hospitalarias lo necesiten. “Este proyecto, cuyos líderes son los jóvenes de todas las regiones y países, tiene como motivación el amor que tenemos por la vida de las personas basado en el amor que entendemos que Jesucristo manifestó por nosotros al morir”—explicó.